Freddie Mercury y Queen

Fue el 24 de noviembre de 1991: Freddie Mercury murió a los 45 años. Fue la voz, compositor y líder de la banda británica The Queen. Un personaje histriónico y carismático, el símbolo de una generación, un genio y un animal escénico revoltoso. A su vida se dedicó la película de 2018 Bohemian Rhapsody, dirigida por el director Bryan Singer y protagonizada por el actor Rami Malek, que ganó cuatro Oscar (al mejor actor, al mejor montaje, al mejor montaje de sonido y al mejor sonido). «He vivido una vida plena y si me muriera no me importaría», había declarado en 1987, «he hecho todo lo que quería hacer, de verdad.

Biografía de Freddie Mercury

Nació en Zanzíbar, entonces protectorado británico, el 5 de septiembre de 1946. Su verdadero nombre era Farrokh Bulsara. Era seguidor de Zoroastro y muy dotado para los deportes: hockey y tenis de mesa. Sus padres eran parsis étnicos. A la edad de un año ganó un premio de belleza para bebés. Hasta los 13 años creció en Bombay, India. El director de su escuela escribió una carta a sus padres destacando el talento musical de su hijo. El niño regresó a Zanzíbar en 1964. Y luego llegó a Inglaterra en 1966, se trasladó con su familia a causa de la revolución que condujo a la creación del Estado de Tanzania.

Cuando Freddie Mercury fundó Queen

La familia vivía en Feltham, Middlesex. Mercury fue a la escuela de arte de Ealing, donde conoció a Tim Staffel, compañero de clase, cantante y bajista de Smile, una banda que incluía al guitarrista Brian May y al batería Roger Taylor. Su primer grupo fue el Ibex, con el que actuó por primera vez en directo y demostró inmediatamente su carisma. Después se unió a Sour Milk Sea. Cuando el proyecto explotó, propuso a May y Taylor formar una nueva banda juntos. Y en 1970 nació Queen. Eligió el nombre de la banda: «Queen es un nombre corto, sencillo y fácil de recordar, y expresa lo que queremos ser: majestuosos y regios. El glamour forma parte de nosotros y queremos ser dandis». . Los primeros álbumes tuvieron un impacto inmediato en el público y la crítica. El cambio de ritmo con Una noche en la ópera en 1975: una consagración también gracias al clásico Bohemian Rhapsody.

Los años siguientes fueron una sucesión de éxitos internacionales. Mercury se acercó cada vez más al glam rock y a sus excéntricas inspiraciones y atmósferas. Dejó a Mary Austin en cuanto fue consciente de su orientación bisexual. Los directos de la banda eran un espectáculo. La banda grabó la banda sonora original de la película Flash Gordon en 1980. El cambio de look en 1980, cuando Mercury se cortó el pelo y se dejó el bigote al estilo «Castro Clone» lanzado en San Francisco por la comunidad homosexual. La banda se separó durante algún tiempo a principios de la década de 1980. Mercury trabajó con Giorgio Moroder en la banda sonora de la película Metrópolis de Fritz Lang. Durante estos años vivió en Múnich y Nueva York.

Queen se reunió en 1983 con el álbum The Works. En 1985, el cantante conoció a Jim Hutton, la pareja más importante de su vida, y volvió a vivir en Londres en la villa georgiana que apodó Garden Lodge. La actuación de la banda en el Live Aid, el concierto humanitario organizado en el estadio de Wembley por el cantante y activista Bob Geldolf, pasó a la historia como una de las mejores actuaciones de una banda de rock. El 29 de abril de ese mismo año se publicó Mr. Bad Gay, el primer álbum en solitario del líder de Queen.

El concierto en Wembley, los días 11 y 12 de julio de 1986, ante 70.000 personas, también pasó a la historia, al igual que la chaqueta amarilla que Mercury llevaba esa noche. La última actuación fue el 9 de agosto de 1986 en Knebworth Park, ante 120.000 espectadores, cuando el cantante se dio cuenta de sus problemas de salud. Se le diagnosticó el síndrome del sida en 1987. El cantante abandonó la vida pública y no organizó más conciertos. Sus apariciones fueron cada vez más escasas. El sida le causó una bronconeumonía grave, la enfermedad de Kaposi y graves problemas respiratorios crónicos. Nunca supo con seguridad quién le había infectado.

Mercury siguió escribiendo y componiendo: en 1988 se publicó su segundo álbum inédito, Barcelona, en colaboración con la soprano española Montserrat Caballé. Su última actuación en directo fue con la soprano ante los Reyes de España en 1988. El líder de Queen se dejó la barba en 1989 para ocultar los signos del Sarcoma de Kaposi. Confesó a sus amigos cercanos y a otros miembros de Queen que era seropositivo en 1989, durante las etapas finales de la grabación de Innuendo. Los periódicos empezaron a sospechar y a escribir sobre su estado.

Los últimos años y la muerte de Freddie Mercury

La última aparición televisiva de la cantante fue en febrero de 1990 en los premios BRIT de Queen. La muerte de Nikolai Grishanovich, uno de los amantes de Mercury, causó mucha atención y Queen emitió un comunicado oficial desmintiendo cualquier rumor sobre el cantante, que mientras tanto se había trasladado a Montreaux. Su última aparición, publicada a título póstumo, fue en el vídeo de la canción These are the days of our lives de Innuendo. En sus últimos días se refugió en Londres, rodeado de sus seres queridos, mientras su estado empeoraba inevitablemente a pesar de los tratamientos experimentales a los que se sometía. Empezó a perder la vista, ya no podía levantarse de la cama y no tomaba más medicamentos que los analgésicos.

El 22 de noviembre de 1991 convocó al mánager de Queen, Jim Beach, para que emitiera un comunicado: «Tras las dispares especulaciones aparecidas en la prensa durante las dos últimas semanas, deseo confirmar que se ha descubierto que soy ceropositivo y que he contraído el SIDA. He considerado oportuno mantener esta información en privado hasta ahora para proteger la intimidad de quienes me rodean. Sin embargo, ha llegado el momento de que mis amigos y fans sepan la verdad y espero que se unan a mí, a mis médicos y a los de todo el mundo en la lucha contra esta terrible enfermedad». Muerte a las 18:48 del 24 de noviembre de 1991. A su lado Jim Hutton. El funeral privado, con sólo 35 personas, entre ellas Queen y los cantantes Elton John y David Bowie, en el cementerio de Kensal Green, con dos sacerdotes zoroastrianos. El féretro fue escoltado hasta la capilla al son de las canciones de Aretha Franklin. Su cuerpo fue incinerado y confiado a Mary Austin. El último álbum de canciones inéditas con Queen Innuendo se publicó póstumamente en 1991, según sus deseos precisos y expresos. En su honor se organizó el Concierto Homenaje a Freddy Mercury, al que asistieron numerosas estrellas internacionales.