vivien leigh lo que el viento se llevo

Increíblemente encantadora y magníficamente seductora, dotada de un gran encanto y una extraordinaria feminidad, Vivien Leigh tenía un carácter débil y sufría de ansiedad y depresión; era Scarlett O’Hara en la pantalla y la esposa de Lawrence Olivier en vida.
Amada por los hombres por su excepcional belleza, atraía a las mujeres porque era la víctima predestinada del poder masculino: ya se llamara Clark Gable, el aventurero prepotente; o Robert Taylor, con uniforme de oficial; Marlon Brando, el machista con camiseta de tirantes; o Warren Beatty, gigoló y canalla, poco importa, Vivien era eso, frágil dama inglesa en el proceloso mar de la vida.
A pesar de su éxito en el cine, y de haber ganado dos Oscar, sólo protagonizó una veintena de películas en su carrera, prefiriendo, con mucho, actuar en el teatro antes que delante de la cámara.

Biografía

Vivian Mary Hartley nació el 5 de noviembre de 1913 en Darjeeling, India, de padre de origen francés, funcionario de alto rango en las colonias británicas, y madre de origen irlandés. Vivió en ese lejano país hasta los seis años, y luego regresó a Inglaterra con su familia para estudiar en una estricta escuela dirigida por monjas, donde los métodos educativos y la estricta disciplina sofocaban los caracteres rebeldes y caprichosos como el suyo.
Alternó sus estudios en casa con largas estancias en varios países europeos, sobre todo en Francia e Italia, cuyos idiomas hablaba Vivien con fluidez, antes de terminar la escuela en Baviera.

Consciente de su belleza y convencida de que debía dedicar su vida al arte, a los dieciocho años decidió asistir a la Royal Academyof Dramatic Arts de Londres.

Filmografía

1935 – Things Are Looking Up dirigida por Albert de Couville
1935 – The Village Squire dirigida por Reginald Denham
1935 – Gentlemen’s Agreement dirigida por George Pearson
1935 – Look Up and Laugh dirigida por Basil Dean
1937 – Flames over England (Inglaterra en llamas)  dirigida por William K. Howard
1937 – Dark Journey dirigida por Victor Saville
1937 –Storm in a Teacup (Tormenta a la vista) dirigida por Victor Saville
1938- A Yank at Oxford (Un yanqui en Oxford) dirigida por Jack Conway
1939 Gone with the wind (Lo que el viento se llevó) dirigida por Victor Fleming
1940 21 Days (veintiún días juntos) dirigida por Basil Dean
1940- Waterloo Bridge (El puente de Waterloo dirigida por Mervyn Leroy
1941- That Hamilton (Lady Hamilton) dirigida por Alexander Korda
1945- Cesar y Cleopatra dirigida por Gabriel Pascal
1948- Anna Karenina dirigida por Julien Duvivier
1951- Un tranvía llamado deseo dirigida por Elia Kazan
1965- El Barco de los locos dirigida por Stanley Kramer

Vivien leigh lo que el viento se llevó

Vivien Leigh fue una actriz británica que se hizo famosa por su interpretación del icónico personaje de Escarlata O’Hara en la película «Lo que el viento se llevó». Nacida el 5 de noviembre de 1913 en Darjeeling, India, Leigh comenzó su carrera en el teatro antes de dar el salto a la pantalla grande.

La película «Lo que el viento se llevó», estrenada en 1939 y basada en la novela de Margaret Mitchell, se convirtió en un gran éxito y catapultó a Leigh a la fama internacional. Su interpretación de Escarlata O’Hara le valió el premio de la Academia a la Mejor Actriz, convirtiéndola en la primera británica en ganar ese galardón.

Después de su éxito en «Lo que el viento se llevó», Vivien Leigh continuó su carrera en el cine, participando en películas como «Un tranvía llamado deseo» (1951), por la cual ganó su segundo Oscar a la Mejor Actriz. Sin embargo, a pesar de su éxito en la pantalla, Leigh también enfrentó desafíos en su vida personal, luchando contra la bipolaridad y problemas de salud mental.

A pesar de los altibajos en su vida personal, Vivien Leigh dejó un legado duradero en el mundo del cine. Su interpretación de Escarlata O’Hara sigue siendo una de las más memorables en la historia del cine, y su talento y belleza la convirtieron en un icono de su época. Aunque falleció el 8 de julio de 1967, su legado como una de las grandes actrices de su tiempo perdura hasta el día de hoy.

Madre de vivien leigh

La madre de Vivien Leigh fue Gertrude Robinson Yackje, una mujer de ascendencia irlandesa y escocesa. Nació en el año 1888 en Darjeeling, India, donde su padre era un comerciante de té. Gertrude se casó con Ernest Hartley Leigh, un oficial británico del ejército, y juntos tuvieron dos hijos: Vivien y su hermano mayor, Reginald.

Gertrude siempre fue una gran influencia en la vida de Vivien. Desde muy joven, la madre de Vivien Leigh le inculcó su amor por el teatro y la actuación. Gertrude era una apasionada del arte y la cultura, y compartía con su hija su entusiasmo por el mundo del espectáculo. Fue gracias a su madre que Vivien descubrió su vocación y decidió dedicarse a la actuación.

A lo largo de su vida, la relación entre Vivien y su madre fue muy estrecha. Gertrude siempre estuvo presente en los momentos más importantes de la carrera de su hija, apoyándola incondicionalmente y celebrando cada uno de sus éxitos. La madre de Vivien Leigh fue su mayor fan y confidente, y juntas enfrentaron los desafíos y los altibajos de la industria del cine.

Tristemente, Gertrude falleció en el año 1958, dejando un vacío enorme en la vida de Vivien. La actriz siempre recordó con cariño a su madre y le dedicó muchos de sus triunfos en el escenario y en la pantalla. A pesar de su partida, el legado de Gertrude como madre y mentora perdura en la memoria de Vivien y en la trayectoria de una de las actrices más icónicas de todos los tiempos.